Donde comprar Les Freses, vino blanco moscatel seco

Foto Donde comprar Les Freses, vino blanco moscatel seco

Cuando pensamos en un moscatel, de inmediato pensamos en dulce, en postre, en un vino muy afrutado y goloso. Es lo habitual, pero cada vez más productores de La Marina apuestan por hacer un vino con esta misma variedad pero bajo unos parámetros distintos y con un resultado singular. Y en este caso, de éxito. Os queremos hablar en este nuevo post de la Guía del Turista de otro producto de kilómetro cero, elaborado en esta ‘terreta’, y nunca mejor dicho: el Moscatel seco de Les Freses. Lo podréis encontrar en nuestra tienda Melicatessen, ya sabéis: avenida Miguel Hernández 42, en Dénia.

Pertenece a la Denominación de Origen Alicante, pero lleva el sello inequívoco de Jesús Pobre, lugar de vinos, de pansa y buena gastronomía;  y el aroma del Montgó, en cuyas faldas se cultiva, y donde se aprovecha de una especie de microclima que le confiere unas propiedades diferentes y la riqueza del Moscatel, que reúne un gran potencial aromático y gustativo.

Entre este pequeño muncipio y el mencionado parque natural se ubica Les Freses, el nombre de la finca, del viñedo y del vino que aquí os presentamos. Lo único que difiere es el nombre de su responsable y creadora: Mara Baño, quien hace unos años apostó por adquirir estos terrenos donde no hace mucho se cultivon fresas (de ahí la denominación) y, en la actualidad, se levantan campos de cepas de la variedad Moscatel de Alejandría.

Las primeras, plantadas en 2009, han ido envejeciendo progresivamente para regalar un caldo que ha ido madurando hasta hacerse un nombre en la carta de vinos de una buena nómina de buenos restaurantes. Sin embargo, la bodega sigue apostando por una forma de elaborar vinos de alta calidad, vinos de autor, respetando siempre el producto, la tradición y cuidando el entorno. De hecho, la vendimia se hace siempre de forma manual, lo que descarta grandes pretensiones en la producción.

Pero más allá de la bodega, desde Melicatessen queremos destapar una botella del moscatel seco de Les Freses para que lo probéis durante todas las fases de la cata. De esta forma encontraréis un vino que, a simple vista, se puede observar limpio y brillante, de color amarillo pajizo pálido con ribetes verdosos. En nariz se presenta como fino, elegante floral y afrutado. Y en la fase gustativa es donde tiene toda su fuerza, la que le brinda la viariedad autóctona y los cuatro meses de crianza sobre lías finas, en damajuanas de vidrio de 54 litros.

Por último, en nuestro paladar comprobaremos que se trata de un caldo seco, amplio, agradable y de largo recorrido,  que armonziza la acidez y la frescura. Un vino afrutado pero que destaca por ofrecer un equilibrio muy redondo y gran volumen en boca.

Está concebido para consumir a una temperatura que debe oscilar entre los siete y los nueve grados centígrados, lo que os permitirá adivinar unos aromas muy marcados a flores blancas, fruta fresa y cítrios varios.

¡Que lo disfrutéis!

Comparte la noticia