Comprar almendras en Dénia

Foto Comprar almendras en Dénia

Pese a la actual abundancia de naranjos y otros cítricos, el paisaje tradicional de La Marina siemrpe ha estado poblado de  cultivos de secano. Olivos, algarrobos...y, por supuesto, almendros. Haberlos, haylos. En diferentes lugares, pero si en algún lugar son queridos, mimados y cuidados es en la zona de la Vall del Pop y, más en concreto, en Alcalalí.

La devoción que esta población ha sentido y todavía manifiesta por sus almendros queda de manifiesto en su emblema gastronómico y producto estrella: la almendra. Bajo la marca Flor de alcalalí se agrupan un conjunto de variedades entre las que  predomina la “rumbeta”, autóctona del municipio. Se distingue por su color claro y grano de tamaño medio/grande, siendo su flor de color rosado con pétalos circulares.

La importancia es tal que el 50% del territorio agrícola de Alcalalí se destina al cultivo de almendras, con una marca propia y un proyecto global impulsado por el propio Ayuntamiento, y en el que participa de forma activa y decisiva el colectivo de agricultores. Todos ellos se han comprometido a producir y comercializar la almendra alcalalina bajo los principios de proximidad, buenas prácticas medio ambientales y conservación y puesta en valor del paisaje.

En su decálogo de buenas prácticas está el compromiso del productor con una gestión y uso sostenible de los recursos naturales, adecuándose a las condiciones existentes y minimizando el posible impacto de la actividad en el territorio. Todo ello respletando y valor el paisaje característico de la Marina, que proporciona calidad de vida y es fuente de recursos económicos para el pequeño comercio local, el turismo y la hostelería.

Su sabor, calidad y sus múltiples posibilidades, están fuera de toda duda. Bien conocido es por todos la gran cantidad de dulces típicos como la coca de almendra, mazapanes o pastisets que se elaboran a diario con la almendra triturada de alcalalí, además de servir de este fruto seco como base para salsas, aderezos, como acompañamiento de carnesy pescados o como ingrediente de ensaladas y aperitivos.

Sin embargo, la importancia de la almendra de alcalalí va más allá de su esencia gastronómica. Está relacionada con una forma de enfocar la economía local, de apostar por el producto de calidad, ecológico y de kilómetro cero, por preservar la tradición, cuidar el medio ambiente y poner en valor el patrimonio y cultura local. Y, al mismo tiempo, potenciando un turismo sostenible y muy relacionado con el paisaje, la tradición y también con la gastronomía: el agroturismo.

A todo ello nos apuntamos desde grupo Melic. Y también queremos contribuir. Por esta razon en nuestra tienda Melicatessen encontraréis almendra natural y frita de alcalalí. Con toda su calidad y a un precio justo, económico. Ya sabéis que estamos en la avenida Miguel Hernández de Dénia, número 42. En la Marina, promocionando los productos autóctonos de La Marina.

Comparte la noticia